Grabado
Mis primeros trabajos en grabado fueron en calcografía, punta seca, monoprint, fotograbado y otros procesos que demandan bastante tiempo para hacer reproducciones.  Mi profesora Tamara Campo me introdujo en el grabado en madera y el reciclaje de materiales.  Trabajé sobre unas tablas de cocina
para picar, grabando caras que dibujé durante una estadía prolongada en el oriente ecuatoriano.  Luego, valorando otras superficies grabables, varios amigos me regalaron tablas de skate viejas.  El concepto ha perdurado hasta algunas obras recientes; dotar de un contexto gráfico a un rostro, creando lecturas lineales sobre tablas largas en sentido vertical y horizontal, recicladas o nuevas.  El resultado son piezas únicas, sin reproducciones, pero enmarcadas dentro de la técnica del grabado.  
Back to Top